Sidebar

Salta

Los Organismos de DDHH y distintas organizaciones políticas y sociales realizarán un acto en el paraje de Palomitas para recordar a los 11 presos y presas políticos asesinados durante la última dictadura militar en Salta.

El jueves 6 de junio se cumplirán 41 años de la Masacre de Palomitas, que recuerda a los 11 presos y presas políticos asesinados por el plan sistemático de exterminio llevado a cabo por las fuerzas de seguridad de la última dictadura militar. El hecho se conmemorará con un acto en el paraje de Palomitas, ubicado al costado de la Ruta Nº 34, en el Departamento de Güemes.

Con la consigna “Memoria para frenar el ajuste” los Organismos de Derechos Humanos (Asociación de Derechos Humanos “Lucrecia Barquet”, H.I.J.O.S., Agrupación “Oscar Smith” del Sindicato de Luz y Fuerza y Encuentro por la Memoria, la Verdad y la Justicia) convocan a la participación de la comunidad en el mismo, el día jueves 6 de julio a las 9:30 a.m., en Yrigoyen y San Martín, desde donde saldrá un colectivo hacia el lugar.

La Masacre de Palomitas es uno de los acontecimientos más aberrantes producidos por la última dictadura militar, ocurrida cuando un grupo de presos y presas políticos fueron sacados durante un apagón intencional en el Penal de Villa Las Rosas, trasladados en forma violenta y posteriormente asesinados a mansalva, en el paraje de Palomitas, a más 30 de km. de la capital salteña.

En la masacre fueron asesinados Celia Raquel Leonard de Ávila, Evangelina Botta de Nicolai, María Amaru Luque de Usinger, María del Carmen Alonso de Fernández, Georgina Graciela Droz, Benjamín Leonardo Ávila, Pablo Ouetes Saravia, José Ricardo Povolo, Roberto Luis Oglietti, Rodolfo Pedro Ussinger, y Alberto Simón Zavarnsky.

La actividad se enmarca en un contexto de retroceso en materia de derechos humanos con respecto a los avances que durante el anterior gobierno nacional se habían gestado, con el protagonismo de las organizaciones sociales y el compromiso de un Estado en acompañar la recuperación de la identidad y el correspondiente juicio y castigo a los represores. Actualmente, a través del discurso del negacionismo y la teoría de los dos demonios, la desfinanciación de las secretarías de DDHH estatales y el fallido “2×1” para genocidas, el gobierno nacional busca deslegitimar la lucha que hace años los organismos de DDHH vienen impulsando por una Argentina con memoria, verdad y justicia.

En este marco, cobra real importancia no olvidar y seguir en la lucha de aquellos que soñaron una patria más justa, libre y soberana, y a quienes les arrebataron de la manera más cruel su vida.

Oveja Negra Salta