Sidebar

Locales

Oscar Stibel, un metanense radicado en Santa Cruz, por primera vez contó los 59 días que pasó en la Gran Malvina.

El hombre que cumplió 35 años de servicio en el Ejército y actualmente está jubilado no pudo contener el llanto al recordar los días de la guerra de Malvinas, en los que combatió al enemigo.

Con mirada fija y con timidez reveló que por primera vez habló sobre los 59 días que pasó en la isla Gran Malvina, con un medio de comunicación.

Se trata del metanense Oscar Atilio Stibel, de 58 años, quien actualmente está radicado en Puerto Santa Cruz. Está casado con Irma Rojas, con quien tuvo dos hijos.

Es un héroe de Malvinas desconocido en la localidad del sur provincial. Pero siempre llega a descansar a San José de Metán y añora volver. Como está radicado en otra provincia no figura en el padrón de los veteranos de Salta, tampoco participó de ningún acto local ni recibió reconocimientos, debido a eso.

En la provincia en la que reside actualmente sí desarrolla actividades como excombatiente, incluso culturales y educativas. Es el soldado metanense desconocido, que eligió a El Tribuno para contar su historia.

"Yo soy nacido en Metán, en el hospital Del Carmen, vivía con mi familia en la Villa San José, pero hice casi toda mi carrera militar en Buenos Aires, después estuve en Salta y finalmente me fui al sur", dijo Stibel.

El militar se jubiló como suboficial mayor. Contó que combatió en Malvinas con el escuadrón de exploración de caballería "blindado 10".

"En total estuvimos 59 días en Malvinas, fueron muy difíciles. Recuerdo que un 1 de mayo fue el primer ataque de los británicos. Los que más combatieron fueron los que estaban a pie, nosotros en la mitad de la guerra comenzamos a trabajar con las tanquetas y como no tenían mucho movimiento en ese momento nos subían a los helicópteros e íbamos a reforzar la primera línea y a hacer exploraciones para ver dónde estaba el enemigo", relató el veterano.

Stibel dijo que tiene recuerdos imborrables de la lucha e indicó que de su división hubo heridos y seis muertos: tres suboficiales y tres soldados.

"Recuerdo que cuando estaba terminando la guerra ocuparon los panar del lugar donde estábamos nosotros para el repliegue de la gente. Nosotros íbamos abríamos fuego con nuestros tanques, cubriendo ese repliegue. Yo por suerte salí ileso", remarcó.

Entre sollozos el excombatiente dijo que en ese momento tenía 23 años y era cabo primero.

"Eramos todos muy jóvenes, recuerdo a mis compañeros y pienso que se deberían haber tomado las islas, dejar un grupo y retirarse porque así se iban a evitar las muertes, para luego seguir con las negociaciones", indicó Stibel.

"Lo hicimos por amor a la patria, nos tocó enfrentar esa terrible situación. Cuando nos iniciamos en esta carrera militar de alguna manera sabíamos que en algún momento nos iba a tocar lo que pasó", señaló.

El hombre dijo que no busca reconocimientos y que su sobrina metanense Nancy Molina lo sorprendió cuando le dijo que había concretado una entrevista con este diario.

"No soy de hablar mucho. Yo vengo a Metán de vacaciones a visitar a mis familiares, pero nunca se me dio por ir a un medio de comunicación ni a un acto o desfile. Pero muchos se deben acordar de mi porque yo justamente era diarero y mi papá era camionero", concluyó Oscar Atilio Stibel.