Sidebar

El milagro

Augusto Quintana peregrinó una vez más con la cruz a cuestas. Fue emocionante su ingreso a la Catedral.

 El metanense caminó durante varios días con la cruz a cuestas. Recorrió los 145 km iniciando el recorrido el pasado miércoles para poder arribar anoche a la Catedral Basílica de Salta.

Fue en el momento en que rezaban la novena, lo que motivó el saludo de muchas de las personas que se estaban en ese momento en el templo.